DEL PERÚ HACIA EL 2021 HACIA LA AGENDA 2030 PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Por:

  • Elvira Aquije Hernández – Gerente de Proyectos de Responde
  • Diana Vásquez Arias – Analista de innovación y sostenibilidad de Responde

Publicado en: Revista Stakeholders

El Plan Estratégico de Desarrollo Nacional actualizado (PEDN), Perú hacia el 2021, contiene los lineamientos, políticas, prioridades, objetivos y metas que guían el desarrollo del país en los procesos de planeamiento estratégico nacional en los tres niveles de gobierno de manera articulada y promoviendo sinergias con el sector privado y la sociedad civil. A diferencia de la edición anterior, esta actualización, contempla el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  “En ese sentido contribuye a afianzar el crecimiento con inclusión social en democracia, enfocando los lineamientos y acciones estratégicas bajo una perspectiva de desarrollo económico y social” (CEPLAN 2016); asimismo, se espera que contribuya a la agenda de inclusión del Perú en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

 

Para que esta visión no quede en letra muerta es importante el seguimiento pertinente de cómo estamos y en qué aspectos es importante poner atención sí deseamos vivir en un país desarrollado y sostenible. En ese sentido y en relación al cumplimiento de la Agenda 2030, el PEDN ha realizado el ejercicio de identificar la contribución de los 6 Objetivos estratégicos planteados a los 17 ODS; además en diciembre del 2016, el Centro de Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) junto con el  Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) elaboraron un sistema de monitoreo y seguimiento de 241 indicadores de desarrollo sostenible, agrupados en los 17 objetivos y actualizado al día de hoy con información hasta el año 2017. Paralelamente, el CEPLAN a través de un análisis prospectivo desarrolló una propuesta de imagen de futuro del país al 2030, que aborda 5 esferas de desarrollo sostenible e indicadores ilustrativos, con el objetivo de alinear el PEDN, las políticas de Estado y los ODS.

Sin embargo, el seguimiento a los ODS no debe ser solo estadístico, se deben contar con políticas públicas. Una política pública define la posición de hacer o no hacer de un Estado y sus miembros, es decir, debe esbozar de manera clara el actuar y desarrollo de planes, que articulen los esfuerzos que ya se vienen realizando por el sector privado, la sociedad civil y algunas instituciones públicas para el logro de dichos objetivos. En ese sentido, valoramos cuatro temas que son indispensables en nuestro país cuando hablamos de sostenibilidad: la promoción del empleo digno, la institucionalidad en el Estado, la  integridad del sector empresarial y la consolidación de una ciudadanía democrática.

 

Empleo Digno

La tasa de desempleo en el primer trimestre del año 2018 en el área urbana del país se ubicó en 5.1%, es decir, aproximadamente 900 mil personas se encuentran buscando empleo. Sin embargo la reflexión nos hace ir más allá, un empleo digno comprende el empleo formal, las condiciones, beneficios de acuerdo a ley y el conocimiento del propio empleado sobre sus derechos y responsabilidades, que al día de hoy son precarias. A la misma fecha, de la población empleada solo el 32.9% es formal; 2.4% menos que el primer trimestre del 2017.

Institucionalidad

Fortalecer y optimizar las instituciones, contar con reglas claras y ejercer la ley para todos por igual es fundamental para consolidar el crecimiento económico equitativo, a través de la productividad y la inversión.

En 2018, el Perú  se encuentra en la posición 116 de 138 países en el Pilar de Instituciones del Reporte de Competitividad Global (RCG) del World Economic Forum. Esta debilidad institucionalidad se manifiesta hoy más que nunca en la alta corrupción que enfrentamos. De acuerdo a CAPECO, en el sector, el 5% del total de la inversión pública se destina a corrupción. Existe una pésima percepción por parte de la ciudadanía con respecto a la lucha contra la corrupción y la transparencia de la información. La desconfianza es fortalecida por los actuales escándalos de la independencia del Poder Judicial, el rol del Congreso del Perú y la predictibilidad de la legislación. ¿Por dónde empezar? Sin duda hay un trabajo muy fuerte en hacer cumplir y respetar la ley, promover y exigir la ética e integridad del funcionariado público en todos los niveles de gobierno, monitorear y elegir mejor a los tomadores de decisión.

Integridad

El sector empresarial no se encuentra exento de su responsabilidad en los temas antes mencionados. Su imagen se ha visto mellada por el comportamiento de empresarios involucrados en los hechos de corrupción.

¿Los peruanos confiamos en las empresas? En 2017, según Datum Internacional, el 61% de la opinión pública a nivel nacional manifestaba que no confiaba en las empresas; asimismo en 2018, el 81% opina que las empresas no son transparentes en sus licitaciones con el Estado. Las empresas deben fortalecerse a nivel interno y de manera íntegra; aprendiendo de prácticas exitosas y sostenibles en su sector, sin miedo a la transparencia de información con sus stakeholders; teniendo un adecuado compliance y un papel destacado en la lucha contra la corrupción.

Ciudadanía Democrática

No podemos lograr los cambios que deseamos sino atendemos la educación, especialmente aquella centrada en valores. La educación viene y se refuerza desde casa y forma a los que hoy nos llamamos ciudadanos o ciudadanas.

Acciones como las del 65% de la población que ha dado propina a un empleado para que apure un trámite o aquel 52% de la población que ha botado basura en la calle, según Datum en 2017, o que 8 de cada 10 peruanos sufran discriminación, según CPI no puede seguir ocurriendo si buscamos un país sostenible, en correspondencia con el respeto universal de los derechos humanos y sin dejar a nadie atrás.

Las cifras y comentarios pueden ser desalentadores, pero a 3 años del Bicentenario del Perú y pensando en un futuro no tan lejano como es el año 2030, es importante motivarnos como lectores a cambiar,  promover y exigir el cambio que el país necesita.

Referencias:

  • Plan Estratégico de Desarrollo Nacional actualizado: el Perú hacia el 2021
  • Informe Nacional Voluntario sobre la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
  • Perú: Línea de Base de los Principales Indicadores Disponible de los Objetivos de desarrollo Sostenible (ODS)
  • Perú: Informe técnico de Empleo Nacional N°02
  • DATUM Internacional. Encuestas Nacionales de Opinión Pública
  • Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de  Comercio de Lima informó
  • World Economic Forum. Reporte de Competitividad Global (RCG)
  • Diario Gestión
  • Diario Perú 21

Deja un comentario

Av. Del Parque Norte 1160, of 401
San Borja, Lima - Perú
(51 1) 223-2323