Fortalecer Instituciones Nacionales

Es una meta dentro de los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) de la que poco reparamos. La realidad es que si revisamos con mayor rigor el enlace de los ODS vamos a encontrar que el Objetivo 16 es la palanca para que este compromiso global funcione.

En nuestra realidad nos centramos mucho en los temas aspiracionales: pobreza, hambre cero, educación, salud, igualdad de género, temas que son propios de los Derechos Humanos y eso está bien, pero para que funcione el conjunto necesitamos de instituciones sólidas, que gestionen, fijen metas, cuenten con los recursos y talento necesario que permiten realizar el todo. Los Objetivos.

Jorge Melo Vega Castro Presidente de Responde

La experiencia que estamos viviendo en los últimos meses es un claro ejemplo de la Importancia de contar con esa institucionalidad tan deseada. No se trata de responsabilidad únicamente a la administración pública, que es lo primero que se nos viene a la mente, sino de involucrar a todos los demás actores sociales que hacen posible que el Estado, como organización, cumpla sus objetivos.

La pandemia ha desnudado a todos los países del mundo, los que tienen menos recursos económicos no han sido a los que peor les ha ido, a pesar de no contar con las capacidades necesarias requeridas. Han sido, más bien, los países más ricos, aquellos que los temas de pobreza, educación, salud, y en general los temas propios de las ODS les resultaban lejanos, porque su PBI indicaba que sus necesidades económicas estaban claramente satisfechas. Estos ejemplos nos sirven para graficar que no es posible el desarrollo si no hay una adecuada institucionalidad.

Miremos a los Estados Unidos o los países europeos y sus debilidades institucionales, no por culpa del gobierno únicamente, sino por la actuación de los los demás actores: el sector privado, la sociedad civil y la propia ciudadanía. Las organizaciones políticas no supieron priorizar su agenda, haciendo de la política sanitaria una razón de Estado y los demás temas importantes que pasen a ser secundarios.

Y el otro ejemplo es de los países asiáticos más densamente poblados, con recursos como Japón, o sin recursos como Cambodia y Vietman, pero con administraciones fuertes que conectan con la cultura de sus ciudadanos; estos últimos países tienen pocos contagios y fallecimientos a pesar de tener una infraestructura débil en salud.

Necesitamos enfocarnos en fortalecer las instituciones. Miremos la podredrumbe de nuestros clubes deportivos, partidos políticos, Poder Judicial, o el mayoritario sector informal de las empresas, para comprender nuestras limitaciones.

Tener dinero para comprar no es sinónimo de desarrollo, tanto para EEUU, Inglaterra o para el Perú. Es tanto un importante reto para el sector privado fortalecer a la administración pública y a las instituciones de la sociedad civil.

Si deseamos tener un Estado con instituciones sólidas para el éxito de los negocios, hay que modificar la relación, no esperar del Estado, sino tomar la iniciativa e impulsar el Estado para que cumpla su propósito.

Deja un comentario

Av. Del Parque Norte 1160, of 401
San Borja, Lima - Perú
(51 1) 223-2323