¿Qué pasa después del mapa de actores?

Por Diana Toledo, Coordinadora de Responde

Es innegable la necesidad de las empresas de fortalecer o incorporar la sostenibilidad en el modelo de negocio. En un contexto en el que el modelo económico está duramente cuestionado y el crecimiento de las últimas décadas en el Perú no ha sido suficiente para reducir las brechas y desigualdades sociales, resulta más importante que nunca tener herramientas que nos permitan involucrar a los grupos de interés y juntos ser partícipes del desarrollo de las localidades.

Una de las metodologías más usadas para analizar a los stakeholders es el mapa de actores. Existen diversas metodologías para desarrollar este estudio, cuyas variables de investigación estarán definidas por los objetivos de la empresa u organización. Frecuentemente, se busca conocer el poder, interés y posición de los actores frente a la empresa o proyecto, información que se representa gráficamente en cuadrantes en una matriz de análisis.

Sin duda, la herramienta es realmente útil si se gestiona correctamente. Sin embargo, el verdadero reto viene después de la aplicación de la metodología. La pregunta decisiva es, ¿Cómo conseguimos que el estudio realizado genere el valor esperado para la gestión de las empresas?

A continuación, presentamos cuatro acciones concretas que son de ayuda para aprovechar de manera estratégica los resultados de este método de investigación.

1 Elaborar un plan de acción o plan de relacionamiento.

  • Este ejercicio permitirá operativizar los resultados de la investigación y contrastarlos con las posibilidades de ejecución reales. No solo se trata de identificar estrategias, acciones o iniciativas, sino también de definir su temporalidad (urgencia de ejecución), responsables, recursos a asignar, entre otras variables que sean de ayuda para lograr los resultados deseados.

2 Monitoreo de las variables.

  • Es necesario medir periódicamente el cambio en los indicadores de éxito, siempre evitando sesgos. Por ejemplo, no sería adecuado medir el cambio en las variables, después de haber realizado alguna actividad específica con los stakeholders.
  • Un nuevo acercamiento puede aprovecharse también para recoger algún otro tipo de información relevante del momento.
  • Existen diversos softwares que pueden ayudarnos a monitorear el desenvolvimiento de los actores, desde el uso de dashboards, hasta plataformas de inteligencia artificial.

3 Comunicación y reporte.

  • Conocer a los stakeholders permite identificar a quién, cuándo y cómo brindar información estratégica de la empresa, de modo que permita fortalecer las relaciones de confianza y responder oportunamente a las expectativas y necesidades de información de los actores.

4 Actualización.  

  • El mapa de actores es una foto del momento. De esta forma, es importante definir la vigencia de la información e identificar cuándo se requiere alguna actualización.
  • Las actualizaciones se pueden plantear de manera periódica, con cortes exactos en el tiempo o en función de algún evento específico.  Por ejemplo, en el contexto actual del COVID 19, muchas empresas han tenido que validar una nueva aproximación al mapa de actores para incluir nuevos actores o nuevos temas de consulta.

El mapa de actores es uno de los primeros pasos para la gestión del relacionamiento. Sin embargo, es fundamental que esté acompañada de una estrategia de acción que consolide los resultados.


Deja un comentario

Av. Del Parque Norte 1160, of 401
San Borja, Lima - Perú
(51 1) 223-2323